Biodisponibilidad del zinc

Autores/as

  • Gloria Paredes Guerra
  • Rafael Bolaños Díaz

DOI:

https://doi.org/10.61651/rped.2009v62n2p80-90

Palabras clave:

Disponibilidad Biológica, Zinc, Absorción

Resumen

La deficiencia marginal de zinc (déficit sub-clínico de zinc) ha sido reconocida como una condición muy prevalente en diferentes regiones del mundo. La absorción intestinal de zinc se efectúa mediante un mecanismo de transporte facilitado, mediado por una proteína de absorción a nivel de la vellosidad intestinal. La carga de zinc por dosis tiene importancia cuando se busca eficacia de la absorción de este elemento. El mecanismo saturable de su absorción explica la existencia de una relación inversa entre las cargas orales de zinc y su absorción intestinal. Las cargas excesivas de zinc por dosis condicionarían una pérdida innecesaria del micronutriente por saturación del mecanismo de absorción, siendo importante fraccionar racionalmente la dosis total diaria para obtener una mayor eficacia en su absorción. Se considera que la fibra a menudo ejerce un efecto negativo en la absorción de zinc; no obstante, este efecto se debe generalmente al hecho que la mayoría de los alimentos que contienen fibra también contienen un importante contenido de fitato. Es bien sabido que los fitatos ejercen un efecto inhibitorio sobre la absorción de zinc. Parece muy poco probable que el calcio per se tenga un efecto negativo en la absorción de zinc y, de igual manera, las cargas habituales de zinc en la dieta difícilmente afectarían de manera significativa la absorción de calcio. Diferentes estudios han evaluado la interacción de estos dos micronutrientes no encontrando evidencia de algún efecto negativo de uno u otro elemento. La absorción de hierro a partir de una comida estandarizada se reduce significativamente con la ingesta concomitante de carbonato de calcio o de hidroxiapatita; en contraste, la absorción de zinc no se afectó con los suplementos de calcio. Existe evidencia de una franca interacción entre hierro y zinc cuando se administran al mismo tiempo. Por tal razón, el suplemento conjunto de Zinc y Hierro es menos eficaz que suplementar ambos micronutrientes por separado. Existe una asociación significativa entre acidez gástrica y absorción de zinc, especialmente para aquellos compuestos poco hidrosolubles como el carbonato de zinc y el óxido de zinc. Por lo tanto, conocer la prevalencia de hipoclorhidria o de infección por H. pylori resulta de mucha utilidad para predecir el impacto del suplemento de zinc o de los programas de fortificación de alimentos. Por estas mismas razones, es preferible administrar los suplementos de zinc luego de la ingesta de alimentos para aprovechar la mayor acidez gástrica post- prandial y promover así su mejor absorción. De los compuestos de zinc, el sulfato de zinc y el óxido de zinc son los mejores prospectos para los programas de suplemento y fortificación debido a su relativo bajo costo. De estos compuestos, el óxido de zinc es el compuesto más estable y de menor costo.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

31-12-2009

Cómo citar

1.
Paredes Guerra G, Bolaños Díaz R. Biodisponibilidad del zinc. Rev Peru Pediatr [Internet]. 31 de diciembre de 2009 [citado 24 de abril de 2024];62(2):80-9. Disponible en: https://pediatria.pe/index.php/pedperu/article/view/373

Número

Sección

TEMA DE REVISIÓN

Categorías

Artículos más leídos del mismo autor/a